Felicidades Paloma!

Tic Tac Tic Tac…Oficialmente, hoy es el cumpleaños de Paloma!

Como excepción, me encuentro escribiendo un post a las 0:10 de la madrugada de un sábado…por si hay algún despistado leyendo a estas horas, buenas noches!, y  para los que lo leáis por la mañana (que seréis la mayoría), buenos días!

Quería hacer algo especial para hoy, y llevo tiempo con el gusanillo de probar a hacer algo de Stop Motion…y este es el resultado:

Muchas Felicidades!

Anuncios

Magdalenas de Canela

Feliz Jueves! Ya estamos en la recta final de la semana, así que os dejamos una receta muy fácil para que pongáis en práctica este finde.

Para esta receta necesitaremos:

  • 200 gr. de azúcar
  • 180 gr. de mantequilla
  • 200 gr. de harina
  • 8 gr. de levadura
  • 5 huevos
  • Ralladura de limón
  • Una pizca de canela
  • Una pizca de vainilla o azúcar avainillado

Con estos ingredientes saldrán 14-17 magdalenas, aunque dependerá del tamaño del molde elegido.

1º ) Se mezcla la mantequilla con el azúcar hasta que quede bien batido.

2º ) Añadimos los huevos uno por uno.

3º ) Echamos la harina poco a poco removiendo continuamente para evitar que se formen grumos.

4º Añadimos la levadura, la canela, la ralladura de limón y la vainilla, y continuamos removiendo.

5º)  Cuando tengamos la masa uniforme y sin grumos, rellenamos los moldes. Ponemos un poco de azúcar encima de cada molde con masa.

6º)  Ponemos los moldes en el horno a 180º durante 20 min. (precalentar el horno antes de meter los moldes con la masa).

Esta receta se puede variar añadiendo ralladura de naranja en vez de ralladura de limón. También quedan muy buenas si se añade un chorrito de agua de azahar.

Es una receta fácil y la magdalenas están buenísimas.

Podéis descargaros la ficha aquí: Magdalenas de Canela

HDR con Photoshop CS5

Buenos días! Qué tal va la semana?

La semana pasada os enseñamos a convertir una foto normal en una de tipo lomográfico. Hoy os queremos enseñar la técnica del HDR con Photoshop CS5.

Antes de empezar con el proceso, vamos a aclarar qué es una imagen en HDR para todos aquellos que no lo sepáis. El HDR es un conjunto de técnicas que permiten mejorar el rango dinámico de luminancias, y os preguntareis…¿qué es el rango dinámico?¿en qué idioma nos estáis hablando? Pues bien, es el rango que tiene una foto para ir desde las sombras hasta las iluminaciones con todos los detalles. Esta técnica permite representar con más exactitud el extenso rango de niveles de intensidad encontrados en escenas reales.

Ahora que todo el mundo sabe la teoría, vamos a ver como se lleva a la práctica.

Lo primero de todo es abrir el Photoshop CS5 (otras versiones no incluyen esta herramienta, así que si queréis este tipo de retoque, tendréis que haceos con el Photoshop CS5 o buscar otras técnicas para conseguir el mismo resultado) y dirigirse al menú IMAGEN – Ajustes – Tonos HDR…

Os aparecerá una ventana así:

Ahora es cuestión de ir tocando los niveles:

1º) Ajuste Preestablecido

Podéis elegir cualquiera de los ajustes que vienen dados por Photoshop. Si tenéis seleccionado el tick de “previsualizar”, podéis comprobar como quedaría en vuestra foto. Siempre que no deis a aceptar, el cambio no quedará aplicado.

Como creemos que es mejor hacer los ajuste de forma manual, seguimos explicando el resto de niveles con los que podemos “trastear”.

2º) El Radio y la Intensidad

¿Para qué sirven? El Radio permite definir el tamaño de las áreas de brillo local, mientras que Intensidad especifica cuál es la distancia entre pixeles necesaria para que ya no partan de la misma área de brillo específica.

Son conceptos un tanto extraños, pero la clave está en jugar con ellos hasta conseguir el efecto deseado. Como dato orientativo, a menor radio, más irreal será el resultado.

3º) El Tono y el Detalle

Dentro de esta sección, tenemos 5 términos: Gamma, Exposición, Detalle, Sombra e Iluminación.

– La Gamma permite ajustar la cantidad relativa de luces y sombras de una imagen. Para conseguir un mayor realismo, es aconsejable mantener los niveles en torno a 1 (de todas formas podéis ir probando hasta que os guste el resultado).

– La exposición permite controlar el nivel de luz global de la foto, aclarándola u oscureciéndola.

– El detalle permite jugar con la de la nitidez de la fotografía.

– La sombra e iluminación permiten trabajar directamente sobre las luces y las sombras.

4º) El Color

Tenemos dos controles: Intensidad y Saturación.

Los dos intensifican los colores, pero se diferencian:

– La Saturación es una ajuste lineal, es decir, potencia todos los colores por igual.

– La Intensidad es un ajuste relativo o proporcional, es decir, potencia más los colores menos saturados.

5º) Curva de tonos e histograma

La curva de tonos requiere un nivel profesional y un dominio fotográfico, así que no vamos a entrar en detalle porque tendríamos que explicar demasiados conceptos.

Os proponemos dos opciones:

– Probar a tocar los niveles y ver que ocurre.

– Echar un vistazo por internet.

Este es el resultado final de nuestra foto:

Calendario perpetuo o permanente

Hola a todos!

Os voy a contar una manualidad que realicé en mayo pero que es muy chula. Como la hice en mayo no tengo el tutorial pero me fijé en esta página aunque como siempre, lo hice todo a mi manera. Os lo cuento ahora porque tenéis tiempo suficiente para haceros a la idea e ir buscando lo necesario poco a poco y regalar estas navidades un regalo bien bonito y hecho por vosotros, que siempre gustan más.

Necesitáis:

  • 1 marco
  • 1 corcho de la medida del marco
  • 1 pedazo de tela ligeramente más grande que el corcho
  • 35 botones estilo payaso
  • os escribís en word un papel con la caligrafía que os guste todos los números (1-31) y lo imprimís de un tamaño acorde a los botones
  • Haceís lo mismo con los meses del año
  • Necesitareis también algo de fieltro gordo para detrás de los meses
  • 2 alfileres
  • cinta adhesiva / grapas /chinchetas
  • 35 chinchetas
  • hilo / rotulador de tela que se borra solo
  • pegamento/pistola de silicona

Compré un marco de fotos (puede ser de los chinos)y lo desarmé. También compre un corcho que también desarmé. Podéis comprar un corcho sin marco ya, pero no encontré ninguno que fuese lo suficientemente delgado como para caber en el marco. El corcho lo corté a la medida del marco (descubriendo entonces que por dentro del corcho iba cartón en vez de corcho, ¡qué curioso!) y la tela unos 3 centímetros más por cada lado de la medida del corcho. Bien! ya tenía la base y había sido facilísimo! La pegué con cinta adhesiva como decía el tutorial y me fui a la cama. Al día siguiente estaba todo despegado… GRRRRR!! como no tengo grapadora de las que usan los tapiceros pues hice mi apaño, cogí las chinchetas que me sobraban de la caja que compre para lo que luego explicaré y les corté un poco de pincho (si no, se salían por el otro lado) y después fui clavándolas igual que había hecho con el celo pero esta vez con mas éxito. Ya sabéis, para forrar cualquier cosa con tela, primero se ponen los centros y luego se va hacia los extremos. Sobretodo fijaros que quede bien el dibujo por delante, el mio eran florecitas y aun puede estar un poco movido pero si escogéis un motivo a rayas por ejemplo tenéis que ser más exactos.

Vale, ahora si que si tenía la base terminada. Ahora a preparar los botones. A mi me costó mucho encontrar los botones. No os exagero diciendoos que estuve un mes detrás de los botones de payaso de tamaño medio pero en todos los sitios estaban agotados y en las tiendas físicas no suelen tener 35 botones iguales (o incluso variados de color como pedía yo en un principio). Al final encontré unos similares en Larraz (tienda que si sois de Zaragoza seguro que conoceréis pero si no, para el que no lo sepa, es una mercería en la que sueles encontrar de todo) eso si, me dejé aproximadamente 40 euros.  Una vez con los botones en la mano y las chinchetas (típicas chinchetas plateadas planas)  tocaba unirlas. Cogí la pistola de silicona y hala, una a una y una vez acabada por el otro lado pegáis los numeritos recortados con la forma de vuestro botón, en mi caso, redondos. Sobran, ya lo sé, son por si acaso y por que a veces los meses acaban en lunes y empiezan en domingo y queda más majico que se vean los botones que no los agujeros de haber habido botones ahí. También hay que preparar los meses. Yo recorté todos los meses y un trozo de fieltro un poco más grande que el mes más grande.

Bueno, listos los botones y el trozo de fieltro lo situáis sobre el marco para ver como os gustaría más que quedase colocado. Yo elegí el modo tradicional pero también podéis poner el mes al lado hacer el nombre del mes más grande… cada uno como quiera. Y luego cogéis la calculadora y empezáis a echar números teniendo en cuenta que los botones no se pueden chocar, que tiene que haber un mínimo de espacio entre ellos…vamos, lo lógico. Yo como no tengo rotulador que se borra solo (aunque la semana que viene ya si 🙂 ) pues cogí hilo y celo y hice una cuadrícula, donde se cruzaban los hilos clavaba el botón y luego quitas el celo con los hilos y listo.

Por último, para sujetar el mes yo usé dos alfileres con cabeza de colores. Así cada mes se cambia fácil porque el velcro me daba la impresión de que acabaría arrancando la tela y mal.

Está manualidad la realicé para el cumpleaños de mi tía y os recomiendo que sea eso, una manualidad para vosotros o para alguien muy cercano porque cuesta tiempo y dinero, más que nada por los botones (a no ser que tengáis ya por casa). Eso si….es muy cuqui!! jaja

Bueno, ¡hasta la próxima! y si hacéis alguno hacerle una fotico y nos lo enseñáis

Calendario perpetuo- Palomanitas

Convertir una fotografía en Lomográfica

Aquí estamos un día más!

En este post os vamos a enseñar a convertir una fotografía digital normal, en una lomográfica. Para los que no estáis familiarizados con el tema, la lomografía es una marca comercial registrada que ha creado un movimiento y una técnica fotográfica. Se caracteriza por el viñetado, la saturación y el error de gama. Seguro que habéis visto muchas fotos con esta técnica, ya que cada día están más de moda. Si todavía no sabéis de que estamos hablando…seguid leyendo y descubriréis como es una técnica muy chula.

Abrimos el Photoshop (el tutorial se ha hecho con Adobe Photoshop CS5, pero es similar para otras versiones) y nos ponemos manos a la obra.

Pasos a seguir:

1º) Crear el marco exterior:

Seleccionamos la imagen: SELECCIÓN -Todo

Añadimos borde: SELECCIÓN – Modificar – Borde. Aparece una ventana en donde podemos especificar la anchura (en pixeles). Vamos a poner 1 px.

En la pestaña SELECCIÓN, volvemos a darle a “Modificar” y esta vez elegimos “Expandir”. Vuelve a salir una ventana para seleccionar los pixeles. En nuestro caso, la imagen es muy grande, así que expandimos 100 px. Si elegís una foto de menor tamaño, expandid menos pixeles.

Volvemos a la pestaña SELECCIÓN , y damos Modificar- Desvanecer. Vamos a desvanecer 100 px. Igual que en el caso de “Expandir”, tendreis que desvanecer más o menos dependiendo de la foto.

Ya casi tenemos el borde…

Creamos una capa nueva: CAPA – Nueva – Capa o bien pulsando el icono de “Capa nueva” que aparece en el recuadro de capas (Abajo ala derecha).

Rellenamos con Negro el borde que hemos obtenido y elegimos la opción “Superponer” en la capa y el “Relleno” al 80%.

De momento la foto queda así:

2º) Deseleccionar: SELECCIÓN – Deseleccionar

3º) Crear una capa de ajuste para retocar la Saturación. Hay dos opciones para crear la capa:

  • CAPA – Nueva Capa de Ajuste – Tono/Saturación
  • En el botón que aparece en recuadro de capas (con forma de circulo mitad blanco mitad negro).

Aumentad un poco la saturación (al gusto de cada uno, en nuestro caso lo ponemos a +15).

3º) Crear una capa de ajuste para retocar el Contraste. Hay dos opciones para crear la capa:

  • CAPA – Nueva Capa de Ajuste – Brillo/Contraste
  • En el botón que aparece en recuadro de capas (con forma de circulo mitad blanco mitad negro).

Aumentad un poco el contraste (al gusto de cada uno, en nuestro caso lo ponemos a +50).

La foto va quedando así:

4º) El último paso es ajustar las Curvas. También tenemos dos opciones:

  • CAPA – Nueva Capa de Ajuste – Curvas…
  • En el botón que aparece en recuadro de capas (con forma de circulo mitad blanco mitad negro).

Este retoque es cuestión de ir probando hasta que os guste el resultado.

La foto que hemos elegido no es gran cosa, pero el resultado se ve claro:

Os dejamos otro ejemplo más:

Poffertjes (postre holandés)

Muchos de los que me conocéis (Paloma) ya sabréis que estuve un tiempito en Holanda, y que me enamoré de un dulce de alli. Lo descubrí en el mercadillo de Rotterdam con mi amiga Lucía un día de pasada y desde entonces no paramos de comer. El postre, como veis, tiene un nombre de lo más difícil para los españoles (se pronuncia algo asi como póferches) asi que como buenas españolas decidimos renombrarlo en un spanglish y denominarlo “popefes”, si os es más fácil, podéis llamarlos así también 🙂

Se trata de una especie de crepes/tortitas pero más dulces y mucho más chiquitinas. La particularidad es que por fuera están más duritos y por dentro están muy esponjosos. Normalmente se condimentan con mantequilla y azucar glass pero también se pueden servir con mermeladas o con chocolate.

El caso es que aficionamos hasta a los novios y el novio de mi amiga Elena, Jesús, me ha pedido que por favor pusiera la receta asi que ahí va:

  • 250 gr. de harina (lo correcto sería hacerlo 125gr de harina de trigo y 125 gr de harina de trigo sarraceno pero como es muy complicado, con harina normal ya es suficiente)
  • Un huevo batido
  • Dos cucharaditas de levadura
  • Una taza de leche
  • ½ cucharadita de sal

Y para condimentar:

  • Mantequilla (importante que sea buena)
  • Muuuucho azúcar glass

Preparación:

Como luego crece hemos de prepararlo en un bol más grande de lo que abultan los ingredientes que ahora veis. En ese bol se mezcla la harina y la sal. Por otro lado se calienta la leche hasta que este tibia (sin hervir) y se separa un poco de la leche para mezclarla con la levadura.

Esta mezcla de leche y levadura se añade al bol con la harina, donde previamente hemos hecho un agujero en el centro. Después vamos añadiendo poco a poco el resto de la leche y el huevo batido.

Ahora solo nos queda esperar, lo tapamos con un trapito y lo dejamos que suba durante una hora más o menos.

Y si no, podéis hacer como yo, que me aprovisioné de “preparados” de “popefes” en Holanda y ahora solo tengo que añadir leche, huevo y aceite…si vais, no perdáis la oportunidad!!

Pero la dificultad del plato no es hacer la masa, al fin y al cabo es como cualquier otra, la dificultad es darle forma! En España no hay sartenes para esto, aunque alguna vez las venden en el Lidl. He visto una web en Internet que vende a toda Europa, os dejo el link: http://www.poffertjespan.net/, Jesús va a comprarse una asi que a ver si cuando se la compre nos dice por aquí si le ha ido bien la compra. También dicen que se puede hacer en una sartén normal…yo lo intenté y no lo conseguí.

La sartén como veis tiene unos agujeritos, con un pincel los manchamos de aceite o mantequilla y se echa la mezcla. Se hacen rapidísimo asi que tener a mano un tenedor o algo con lo que darles la vuelta o a lo que lleguéis a llenar todos los agujeritos ya se os habrá quemado el primero.

Os dejo imágenes propias y también un vídeo de YouTube para que os hagáis a la idea de como hacerlos:

Podéis descargaros la ficha de la receta aquí: Poffertjes

Estuche de viaje para agujas de ganchillo

Buenos días!

Aquí estamos de nuevo para haceos más ameno el lunes.

Hoy os proponemos un DIY que os va a ser muy útil a tod@s los amantes del ganchillo…un porta agujas de viaje!

Para empezar, este es el material que vais a necesitar:

  • Fieltro del color que queráis (verde en nuestro caso).
  • Una tela bonita (o no) para la parte exterior.
  • Una cremallera del mismo color que el fieltro.
  • Una cinta o cordón.
  • Hilo.

Cortamos una pieza de fieltro de 20×23 (si queréis podéis hacerlo más grande o más pequeño), otra de 9,5×11 y otra más de 18×11.

Vamos a empezar cosiendo el interior del estuche. Cogemos la base del estuche (la pieza de 20×23) y cosemos en la esquina izquierda inferior (dejando como mínimo medio centímetro por los bordes) la pieza de 9,5×11 por todo los lados, excepto por la parte superior (es decir, cosiéndolo como si fuera un bolsillito).

Para hacer los compartimentos para las agujas, hacemos tres costuras verticales a un centímetro de distancia unas de otras.

Una vez listo el bolsillo izquierdo, pasamos a hacer el compartimento de cremallera. Primero hay que coser un extremo de la cremallera a la base (cuidado no la cosáis al revés). Luego, coséis la pieza de 18×11 a la otra parte de la cremallera. Una vez cosida toda la cremallera, coséis el resto de los lados del bolsillo. Tened en cuenta que hay que dejar como mínimo medio centímetro de distancia entre los compartimentos y el borde de la base. (tanto en el caso del compartimento para agujas, como en el compartimento con cremallera.

El siguiente paso es coser la parte exterior. Cortad una tela bonita de 22×25. Ponemos la “cara” de la tela hacia el exterior y colocamos encima y centrada la parte interior que ya tenemos terminada.

Ahora solo hay que coger un doble y coser la tela exterior a la parte interior.

Para terminar, cosemos una tira de raso o un cordón en el centro de la parte exterior para poder cerrar el estuche.

Image

Es muy sencillo de hacer y resulta muy útil. También podéis usarlo como neceser y utilizar el compartimento de la agujas para guardar los pinceles.

Este es el resultado:

Image